El Art. 335 de la Ley de Enjuiciamiento Civil es el marco legal que ampara, en nuestro país, la práctica pericial psicológica, estableciendo que «cuando sean necesarios, conocimientos científicos, artísticos, técnicos o prácticos para valorar hechos o circunstancias relevantes en el asunto o adquirir certeza sobre ellos, las partes podrán aportar al proceso el dictamen de peritos que posean los conocimientos correspondientes o solicitar, en los casos previstos en esta ley, que se emita dictamen por perito designado por el tribunal».

El trabajo del psicólogo forense consiste en aplicar sus conocimientos de la psicología clínica para realizar un diagnóstico aplicado a un proceso judicial y valorar el posible daño psíquico que puede haber sufrido, desde un niño a un adulto, a la hora de tomar decisiones en dichos procesos judiciales.

Se trata de fundamentar a través de dicho informe pericial, el posible daño psicológico para ser tenido en cuenta al tomar decisiones judiciales.

Enfoque Psicólogos cuenta con expertos en Psicología forense para ayudarte en caso de que te sea necesario.

Informes periciales psicológicos en Madrid