Una buena relación con el entorno es imprescindible para una vida sana. Aislamiento, sentimientos de soledad, de inferioridad, agresividad, timidez, rabia, vergüenza, problemas de comunicación, falta de habilidades sociales, inseguridad, miedo a ser sincero con los demás o con uno mismo, forman parte de los síntomas más habituales en nuestra relación con los demás.

Somos seres porosos que recibimos influencias durante toda nuestra vida de un entorno en continuo cambio, por lo que es lógico que surjan dificultades en nuestra forma de relacionarnos.

El tratamiento en esta área tiene como objetivo dotar a herramientas para mejorar y ampliar sus habilidades sociales y de comunicación con el fin de adaptarnos con éxito al ambiente.

Tratamiento relaciones interpersonales